domingo, 14 de mayo de 2017

Unos años han pasado


 (Habanera)

Poesía: Hortensia

Unos    años  han  pasado,

 vuelvo al puerto de San Juan,

 a esperar  al marinero  

  que regrese de la  mar.

 

 Marinero –marinero

 yo te vuelvo a saludar,

 he de hacerte más preguntas

 ¡¡Si me puedes contestar!! 

 

Dime si te moja el agua,

  recordando tu soñar.

 Si la brisa de la noche…

 te deja sabor a sal.

 

Si le cuentas  las historias

 a las gaviotas del mar,

 o revelas los secretos

  de  amores al capitán.

RECITADO

 ¿Me recordaste en tu barca  cuando te fuiste a pescar?

¡¡Oh  los vientos de poniente  no te dejan  recordar!!

 ¿Tienen  celo  de la luna   las sirenitas del mar?

  ¿….Le revelaste el secreto  o lo pudiste guardar? 

…Y en la  noche silenciosa me pudiste tu escuchar

   cuando te llamo en los sueños  y tu –tú… altanero te vas?

 

CANTO

Marinero- Marinero…

 de noche estrellada y  sal,

 rema  despacio  esta noche 

 que me puedas recordar.

La  barca de los deseos,

 vuelve de nuevo a pescar, 

 llevándose al marinero

  aquel que vive  en  el    mar. 

RECITADO:

 Yo quisiera ser  gaviota para  volar sobre  el mar

 asi   tenerte  muy  cerca  y,  me vengas  a buscar.

 

Hortensia Alcala García

martes, 9 de mayo de 2017

Despertar la piedra



Despertar la piedra

 

Déjame amarte amor al llanto de la guitarra,

déjame ver tu mirada de luz deslumbrando

la mañana, al espejo  azul  como la fuente clara,

déjame  llenar el cántaro con la frescura del agua.

 

Ayúdame a drenar la piedra rocosa como tu alma,

 no permitas que este amor  termine de madrugada,

como termina la noche  dando paso a la mañana,

como fugan las estrellas con el lucero del alba.

 

Mientras cantan las alondras, posándose en la ventana.

Mientras despiertas del sueño, de una noche que se acaba,

como se acaban los años, como  el tiempo  pasa y calla.

 

Déjame llorar contigo al  llanto de la  guitarra.

Como a lo lejos susurran  las aguas ya desbordadas.

Mientras despiertas la piedra desde dentro de tu alma.

 

Hortensia Alcalá García

jueves, 4 de mayo de 2017

Se quebro el amor por la rutina

Fotos: Hortensia 

 Se quebró el amor por la rutina.


Se quebró el amor  de tanta rutina.
Se apago la llama  que el  fuego  encendía. 
Se  seco la flor  que al jardín distraía, el
que hacía  a la luz brillar   en la noche fría.

 En mis desvaríos tan feliz me hacías;
 que llegue a  creer que el amor existía.
...Y llego la noche de sabanas frías.
 Se lleno de luces mi mente aturdida.

 Clamando tu nombre...y tú no me oías. 
Di fuego a mi mundo, el que tú me hacías…
Ver desde  mi  trono  lo que no existía.
...Y llego  otra noche,  después de otro día.

El fuego arraso todo lo que había.
Tu, imagen  en llamas negras y amarillas,
 Estruje mi mente,   de fuego encendida.
 Mi  llanto    en la noche  con lágrimas vivas.
 Me volvió a mi mundo  desde la otra vida.

Hortensia Alcalá García.

martes, 2 de mayo de 2017

Como duele el silencio


fotos: Hortensia
Como duele el silencio


Como duele el silencio en la lejanía;  como duele.

Como duelen las noches  de tu destierro; como duelen.

duelen esperando en  penumbra  que llegue el día,

que nos  traiga otra noche con su silencio.


Dulces fueron los besos que me robarte,

el tacto de tu piel junto a la mía... quedaron en  mi cuerpo

como el diamante;  socando  mas y mas en mis heridas.

Solo con tu recuerdo aspiro el aire, que pueda respirar  mi  triste vida.


Como duende flotante que pierde el rumbo, correteo los

vientos enloquecida.

celosa de las sombras que el sol esconde

mientras grito tu nombre  por las esquinas.


Las palabras se fueron con la noche, para retornarlas  con el día.

En mi desatino  te nombro por si acercar pudiera yo-pudiera.

Acercar más ami,  la lejanía,

rompiendo el silencio de la noche  y unir para  los dos,

la noche con el día.


Hortensia Alcalá García




lunes, 1 de mayo de 2017

“El llanto del violín”

“El llanto del violín”
Fotos: Hortensia
 

Te conocí mientras  aguzando las cuerdas del violín  me

encontraba.

Me  ofreciste ayuda, que yo acepte sin demora.

Por  gratitud te di mi mano y  comenzamos

 a bailar;  mientras que tu fijamente me mirabas.
 

¿Qué viste en mi; yo pregunto?  Si al momento

  el tacto de tu mano me quemaba. 

 Mientras

el vals nos hacia recorrer sobre el brillante suelo

del salón, que rosas y guirnaldas adornaban.
 

La escalinata azul de cielo   recorrimos, bajo una luna,

 nueva plateada.
 

La brisa de la noche adormecida, nos 

 une nuestros cuerpos con el alma.
 

 Al despertar; el alba desvanece nuestro sueño-

 Y las cuerdas del violín en llanto se desatan.
 

 La sombra  de tu imagen  en mis ojos,

 la luz del sol  bajo su sombra poco a poco la apagaba.
 

Contigo  te llevaste mi sonrisa;

Contigo mis caricias y mi alma.
 

Hortensia Alcalá García

 

martes, 18 de abril de 2017

Declamando por fe: Desde la lejanía.

Declamando por fe: Desde la lejanía.
Declamando por fe: Desde la lejanía.

Romería: Virgen del Casar.

 

Surcando el sendero, en la fresca

mañana, descalza por los regatos,

camino hacia tu morada,  para pedirte

un poquito que en tu día me ayudaras.

 

Pido perdón si me excedo, pidiendo

a cambio de nada. Mientras el pueblo

 te reza, mientras tus fieles te cantan.

En otro verde del valle, una vida se desata.

 

Algo se agrego a su cuerpo, de joven madre

adorada. Mientras tu fiesta festejas, ella dormida

se presta a lo que el destino le guarda. En tanto

yo vagare como un duende, desde tu ermita a su cama.

 

 La amarrare con cadenas por

si el cielo la reclama, solo te pediré ayuda,

que el cerrojo tu le echaras, que no la dejen

 pasar... es aquí donde hace falta.

 

Si algo tienes que pedir, yo me presto  voluntaria.

Al otro día llego al mundo!! Y no es hora que se vaya.

 Para celebrar con ella, su aniversario, y su estancia.

Esperando tu bondad rezare junto a su cama.

 

Con lagrimas  regare los caminos que tu andas.

Los fieles en procesión con cántico te agasajan,

es por eso en este día, no nos niegues tu mirada.

Cúbrela bajo tu manto, no te olvides de ayudarla.

Gracias mil gracias te doy, con el fervor de  mi alma.  

 

Hortensia Alcalá García